NOTA: Este sitio no aprueba de las siguientes citas de publicaciones de la Watchtower. Simplemente se presentan para mostrar lo que la Watchtower enseña en cuanto al tema.

Masturbación

Los testigos de Jehová no deben de masturbarse puesto que se dice que es "inmundicia", muestra "codicia", lleva a la promiscuidad sexual, e incluso, lleva a la homosexualidad. La masturbación en sí no es un pecado de expulsión, pero puede ser una razón para que le quiten privilegios a alguien.

La manera en la que las publicaciones Watchtower hablan de este tema ha hecho que la masturbación sea una fuente de gran cantidad de culpa para muchos testigos, particularmente en sus años de la adolescencia. La Biblia nunca menciona a la masturbación, aunque a lo largo de la historia siempre ha sido una práctica común para tanto hombres como mujeres. Por eso, la Watchtower va más allá de las Escrituras cuando habla en contra de esta práctica.

Algunas de las siguientes citas incluso dan risa, puesto que describen a personas que se masturban y dan recomendaciones para vencerla, como dormir de lado, o evitar abrazar una almohada.


Este video examina un video filtrado del 2018 en el que se les da instrucciones a los Betelitas en cuanto a la masturbación y la homosexualidad:


Atalaya agosto del 2016 p.12
"Casarse puede ayudar a una persona a no caer en la masturbación o la inmoralidad."


Carta a los Ancianos 7 de junio del 2006 p. 2


¡Despertad! 22 de septiembre de 1992 p.16 ¿Contesta Dios mis oraciones?
En ocasiones, el simple hecho de orar ya sirve de ayuda. Sandy, una joven que luchaba por vencer el problema de la masturbación, dijo: "Orar e invocar a Jehová me ayuda porque sé que después de pedirle que me ayude a no masturbarme, mejor es que no lo haga".


Los jóvenes preguntan (1989)


Los jóvenes preguntan(1989) p.207 Capítulo 26 - La masturbación... ¿cómo combatir el impulso?
También puedes tomar medidas preventivas con relación a las ocasiones que te hacen particularmente vulnerable. Pudiera ser que una joven notara que sus deseos sexuales se intensifican durante ciertos días del mes. O puede que uno esté sufriendo una herida emocional o se halle deprimido. Proverbios 24:10 advierte: "¿Te has mostrado desanimado en el día de la angustia? Tu poder será escaso". Así que evita estar en aislamiento por largo tiempo. Planea actividades edificantes en que la mente se mantenga absorta, de modo que sea menos probable que la atraigan pensamientos de inmoralidad.


¡Despertad! 8 de noviembre de 1987 p.19 ¿Por qué es tan difícil evitar la masturbación?
Un "tranquilizante" emocional
La citada mujer prosiguió: "Por lo general, me masturbaba como un medio de liberarme de la presión, las tensiones o la ansiedad. Aquel placer fugaz era como el trago que el alcohólico bebe para calmar sus nervios".


¡Despertad! 22 de diciembre de 1980 p.15 Lo sexual y la salud
En "The Western Way of Death" (El camino occidental a la muerte), el patólogo británico Dr. Malcolm Carruthers comenta sobre el papel del ayuntamiento sexual con relación a los ataques cardíacos. Menciona que el adúltero 'de dos caras' está "constantemente tratando de estar en dos lugares a la misma vez, sin éxito, y probablemente termine como la cuerda de un emocional juego de la cuerda estirada entre dos mujeres insatisfechas." El 'esfuerzo y la agitación intensos por gustar del fruto prohibido en vez de la variedad cultivada en casa' expone al hombre al peligro de un ataque al corazón. Muchos hombres han muerto de ataques cardíacos que les sobrevinieron durante actos de adulterio. El Dr. Carruthers contrasta esto con la potencialidad de recibir beneficios físicos de las relaciones sexuales con el cónyuge de uno.
Finalmente, él se expresa en cuanto a la naturaleza no satisfactoria de la masturbación: "Los siquiatras dicen que es fundamentalmente un acto de agresión contra uno mismo, por lo común inducido por frustración, tal como lo sugiere la expresión 'abusar de uno mismo.' Por lo tanto, la descarga de noradrenalina puede ser relativamente grande y probablemente poco del consiguiente aumento en sustancias grasas en la sangre se use en la actividad muscular envuelta en el proceso." Él señala que, puesto que esas grasas sanguíneas obstruyen las arterias, quizás haya, 'después de todo, alguna verdad' en lo que antiguamente se decía acerca de que la masturbación tiene malos efectos físicos.


Atalaya 15 de julio de 1976 págs.442-443
Así mismo, prácticas inmundas, como la masturbación, que puede ser un escalón a la homosexualidad, se han abordado de modo serio, y al mismo tiempo con comprensión, para ayudar a los individuos a mantenerse limpios y puros a los ojos de Jehová.


Tu Juventud (1976) p.39 Capítulo 5 La masturbación y la homosexualidad
El ceder en debilidad a los deseos sexuales por medio de la masturbación ciertamente no te dará fortaleza para cuando te enfrentes con una situación que te tiente a cometer fornicación... o hasta homosexualidad. Al contrario, eso cultiva el pensamiento incorrecto y el deseo incorrecto. De hecho, la masturbación puede conducir a la homosexualidad. En esos casos el individuo, no estando satisfecho con su actividad sexual solitaria, busca compañero para jugueteo sexual mutuo.
Esto sucede con mucha más frecuencia de lo que quizás te des cuenta. Contrario a lo que muchas personas creen, los homosexuales no nacen en esa condición, sino que aprenden su comportamiento homosexual. Y muchas veces una persona comienza cuando es muy joven por medio de jugar con las partes sexuales de otra persona, y entonces participar en actos homosexuales.


Atalaya 1 de febrero de 1974 p.88
"Si uno entiende la causa, es más fácil llevar a cabo la prevención y la curación de un hábito malo. ¿Sabía usted, por ejemplo, que las madres y los padres que acarician los órganos genitales de sus bebés inquietos para sosegarlos están, sin saberlo, animándolos a hacerse masturbadores más tarde?"


Atalaya 1 de febrero de 1974 págs. 84-89 Librándose de la masturbación... ¿Por qué? ¿Cómo?
UNA PRÁCTICA SUMAMENTE COMÚN
En esta era de promiscuidad hay que concordar con los doctores en cuanto a la "universalidad" general de la masturbación. Considere las estadísticas: "Todo estudio estadístico serio que tenemos muestra claramente que . . . por lo menos el noventa y cinco por ciento de los muchachos y los jóvenes entre los trece y los veinticinco años de edad pasan por períodos de masturbación habitual de variada duración," dice una autoridad sobre el tema. En cuanto a las muchachas, esta fuente dice que "se halla que de cuarenta a cincuenta por ciento realmente se masturban." ...

Por supuesto, se hace la alegación de que esos sentimientos de culpa solo existen porque a los individuos se les ha enseñado desde la niñez a considerar la masturbación como indecente. Muchos dicen que estos sentimientos de culpa no son justificados. Pero ¿es ése el caso?

La mayoría de las personas reconocerá que, en realidad, pocos padres dedican tiempo o se interesan en discutir la masturbación con sus hijos. Entonces, ¿por qué es que el (o la) joven que participa en masturbación por primera vez con todo siente una sensación de culpa, de autoacusación? ¿Por qué es que por mucho la mayoría que se da a esa práctica lo hace de manera secreta, furtiva?

Porque la masturbación es contranatural. Se concede que los niñitos tienen poco concepto de la relación sexual del varón y la hembra. Pero con la adolescencia viene una conciencia interior que le dice al varón que su satisfacción de deseo sexual ha de hallarse en la hembra, y viceversa. La masturbación (como la homosexualidad) pasa por alto ese arreglo natural. Es una forma de dejar "el uso natural de la hembra" por "uno que es contrario a la naturaleza." El vestigio de la conciencia dada por Dios que es inherente en todos los humanos, por lo tanto, se hace oír al desaprobar esa práctica, causando un sentido interno de culpa.-Compare con Romanos 1:26, 27; 2:14, 15.

Por eso, aunque muchos psiquiatras y doctores hacen parecer que los sentimientos de culpa en cuanto a la masturbación se atribuyen enteramente a la 'instrucción social y crianza' de uno, lo contrario bien puede ser el caso. Es decir, es más probable que, donde haya una ausencia de tal sentimiento de culpa, esto se debe a que otros han influido previamente en el individuo haciéndolo creer que la práctica de la masturbación realmente "está bien," es "normal," hasta "provechosa." En realidad la propaganda moderna trata de acallar o socavar la conciencia dada por Dios.

Debido a que la práctica es 'contraria a la naturaleza,' el masturbador paga una pena mental. La práctica habitual perjudica su desarrollo social y emocional, estorba el que alcance un punto de vista y actitud sanos con respecto al sexo opuesto y con respecto a la gente en general. Puede 'volver al individuo hacia dentro' de sí mismo, haciéndolo introvertido. O puede, y con frecuencia lo hace, llevar a la homosexualidad, en la cual la persona, no satisfecha con su actividad sexual solitaria, busca un compañero para mutuo juego sexual. Aunque hablan de la 'normalidad' de la masturbación, las autoridades médicas y psiquiátricas se ven obligadas a reconocer la frecuencia con la cual la masturbación habitual sirve de verdadero obstáculo a un matrimonio feliz y contento más tarde en la vida. Los hechos muestran que es común que la práctica persista después del matrimonio a tal grado que el masturbador se siente obligado a buscar ayuda psiquiátrica. ¿Por qué, si la práctica es "normal," "natural" y "provechosa"?

Por lo tanto, es natural que el varón sano, normal sienta un grado de 'urgencia' sexual. El arreglo del matrimonio suministra los medios para satisfacer ese deseo sexual. Pero, ¿qué hay de los que no están casados? ¿Es la masturbación el único medio -con excepción de la fornicación- para aliviar la presión de este deseo? Y si no se participa en masturbación, ¿tendrá algún efecto perjudicial la acumulación de semen?

La respuesta a estas preguntas es: No. Hay otras maneras de disminuir o aliviar la presión sexual. Una es "sublimación"... es decir, desviar la presión hacia varias actividades físicas y mentales. Así el muchacho en desarrollo y el joven pueden mantenerse ocupados y felices trabajando duro en diversos proyectos y aficiones personales.

¿Qué hay de la acumulación de semen en el cuerpo? No hay peligro de que éste alcance el punto de causar algún daño físico. Y, en realidad, el interés sexual está gobernado mucho más por lo que el individuo abriga en su mente. Por otra parte, también, el cuerpo del varón reduce normalmente la cantidad de semen por medio de emisiones periódicas nocturnas durante el sueño. Se dice que menos del 5 por ciento de los muchachos de diecinueve años de edad, por ejemplo, no experimentan éstas. (Aunque uno no tenga estas emisiones, eso no necesariamente indica alguna deformidad sexual.) Lo que sucede con el varón de término medio es que, durante la noche a medida que la vejiga se llena de orina, se desarrolla presión en las vesículas seminales contiguas. Esto puede causar periódicamente una emisión involuntaria de semen durante el sueño del individuo.

Explicando por qué tales emisiones nocturnas se llaman "sueños húmedos," y a menudo están acompañados de sueños irracionales, extraños y absurdos, el profesor de sociología Herbert J. Miles escribe:

"La necesidad creciente de vaciar la vejiga hace que la persona se mude gradualmente del sueño en que la mente consciente está descansando hacia la conciencia mental activa, que está despertando. Durante este cambio gradual del sueño hacia el despertar, la mente está más o menos en un 'estado crepuscular' en el cual la mente subconsciente está funcionando. Las ideas y los pensamientos están mezclados, confusos y pueden cambiar velozmente de una idea, experiencia o acto a otro. Estas ideas revueltas, desbarajustadas, indiscriminadas quizás envuelvan pensamientos o actividades sexuales que no se tolerarían si la mente consciente estuviera dirigiendo el pensamiento."-Sexual Understanding Before Marriage, págs. 160, 161.

Entonces, no hay por qué el individuo debe sentirse culpable debido a esas emisiones o los sueños que contribuyan a ellas... a menos que sepa que ha estado dejando que sus pensamientos se espacíen inmoralmente o de una manera malsana en asuntos sexuales.

Pero, ¿no es la masturbación más eficaz y satisfaciente para aliviar la tensión sexual que estas emisiones nocturnas?

No; porque en vez de un alivio sencillo e inmediato de la tensión, el masturbador halla que todo su sistema nervioso es lanzado a una condición elevada de excitación a medida que la tensión se intensifica debido a la autoestimulación. Después esto puede dejarlo con un sentimiento de frustración nerviosa y descontento. Sin embargo, pronto tiene un deseo apremiante de repetir el acto. Es un círculo vicioso que es difícil romper y que no suministra ninguna satisfacción genuina.

También es indicación de que la masturbación es anormal y contranatural el hecho de que las personas anormales, mentalmente enajenadas son masturbadores notorios. De modo algo similar, The Bremerton Sun (Washington) declara que muchos sacerdotes y monjas con perturbaciones mentales son masturbadores crónicos.

EL PUNTO DE VISTA CRISTIANO DE LA MASTURBACIÓN

Es del conocimiento general que hoy la gente del mundo, incluso un porcentaje grande de personas que van a las iglesias, estando "más allá de todo sentido moral," fomentan y recomiendan la práctica contranatural de la masturbación. (Efe. 4:19) En contraste notable, los cristianos verdaderos tratan de aprender y seguir lo que dice la Palabra de Dios, la Biblia, sobre asuntos de sexo y moralidad. Cierto, la palabra "masturbación" no está en la Biblia. La ley mosaica habla de "emisión de semen," pero como señalan los comentaristas bíblicos, la referencia es a emisiones nocturnas involuntarias, no a eyaculaciones autoinducidas. (Lev. 15:16) Sin embargo, hay principios bíblicos que abarcan adecuadamente el tema de la masturbación. ...


Como hemos visto, la masturbación realmente es un "deseo perjudicial." También es "inmundicia," porque es una práctica inmoral, y esto explica por qué el masturbador por lo general se avergüenza y oculta su acto repugnante de la vista de otros.....

El texto menciona que la "codicia, que es idolatría," también debe ser 'amortiguada.' Esto aplicaría aquí, porque el afecto del masturbador es desviado del Creador y es otorgado a un objeto codiciado, en este caso sus órganos genitales, que asumen importancia indebida. Así es que esta práctica podría rayar en la idolatría, como en la antigua práctica de la adoración fálica que Dios odiaba tanto. En vez de estar dedicado 'de toda alma a Jehová' (Col. 3:23), el individuo puede hacerse esclavo de sus impulsos, deseos y apetito sexuales carnales y hacer de éstos el objeto de su devoción. "Tales hombres," dice el apóstol, "no están sirviendo a nuestro Señor Cristo, sino a sus propias pasiones viles," "su apetito es su dios."-Rom. 16:18; Fili. 3:19, An American Translation....

"Autoerotismo" significa literalmente amor propio o amor erótico de uno mismo. Es otro término que aplica apropiadamente a la masturbación, pues la práctica persistente hace que los pensamientos de la persona sean vueltos hacia dentro de modo que llega a ser egocéntrica y egoísta, con problemas al tratar de relacionarse con otros. Por esta razón algunos psicólogos han clasificado la masturbación autosatisfaciente como narcisismo, voz que se deriva del dios mitológico griego Narciso, que se enamoró de su propia imagen, lo cual resultó en su propia destrucción...

'Pero ¿no perjudicará mi personalidad y arruinará mi sistema nervioso el suprimir las emociones sexuales?' quizás pregunte alguien. Contesta el libro Why Wait Till Marriage?: "No hay ninguna evidencia de que el gobierno de uno mismo perjudique su vida sexual. . . . Es el tipo o la muchacha que anda con sus emociones completamente desabotonadas que está en el mayor peligro. La persona autocontrolada puede soportar el esperar." Y esto no es gran problema si uno tiene el espíritu de Dios, pues el fruto del espíritu incluye "gobierno de uno mismo." Con gobierno de sí mismo el cristiano puede evitar toda forma de autoabuso, y a su vez segar muchos dividendos... beneficios mentales, emocionales y espirituales que dan mucha más satisfacción que las mortíferas "obras de la carne."-Gál. 5:19-23.

Pero, ¿cómo se apodera de ellos en primer lugar este hábito que molesta la conciencia de tantas personas?

PREVENCIÓN Y CURACIÓN

Si uno entiende la causa, es más fácil llevar a cabo la prevención y la curación de un hábito malo. ¿Sabía usted, por ejemplo, que las madres y los padres que acarician los órganos genitales de sus bebés inquietos para sosegarlos están, sin saberlo, animándolos a hacerse masturbadores más tarde? Puede que los muchachos y las muchachas empiecen a jugar con sus partes pudendas durante la pubertad y, puesto que no reciben consejo en contra de ello, antes que se den cuenta están "enganchados" en el hábito. Y si algunos no saben nada acerca de la masturbación antes de entrar en la secundaria, es muy probable que aprendan de ello ya sea de los condiscípulos o de los maestros mismos.

Las investigaciones indican que un elevado porcentaje de la masturbación no se debe tanto a una acumulación de presión erótica como a las mismas clases de tensión e inquietud que causan insomnio. Jóvenes y muchas personas de mayor edad que están tensas con dificultades emocionales recurren a la masturbación como una ruta de escape de sus incomodidades físicas y emocionales -más o menos como un calmante o el chupador que se da a los niños- piensan ellos, para apartar la mente de sus preocupaciones. Así, también, las personas que padecen de hastío, las personas desocupadas y los presos, especialmente si han usado drogas, a menudo se masturban. .

Al evitar estas cosas que causan esta práctica o estimulan a adoptarla, una persona ha logrado mucho en cuanto a impedir el iniciarse en el hábito tenaz en primer lugar. Pero, ¿qué pueden hacer para romper el hábito los miles de personas que actualmente lo tienen?

Se sugieren muchas cosas. Evite el mantener compañía ya sea con literatura pornográfica o con los que tienen moralidad relajada. Manténgase ocupado trabajando duro, física y mentalmente. No permita que los problemas acumulen tensiones, las cuales causan inquietudes que deprimen la mente. Esto no es muy difícil si uno sigue el consejo de la Biblia en Mateo 6:25, 33 y en Filipenses 4:8. Nunca sea un "solitario," tratando de aislarse. Por eso, de noche haga arreglos para compartir una recámara con otros miembros de la familia. Duerma de lado, no de espaldas o boca abajo. Estas son unas cuantas sugerencias para arreglar la rutina diaria.

Algunas personas lo hallan sumamente difícil descontinuar abruptamente el hábito. Por eso, cuando recaen de vez en cuando -por lo general en una condición de sueño semiconsciente- desarrollan intensos sentimientos de culpa y de ser indignos de la misericordia de Jehová. Por estas razones no solo es provechoso sino a menudo aconsejable buscar la ayuda y estímulo de un anciano cristiano. Cuando una muchacha tenga el problema quizás quiera abordar ya sea a un anciano o a una hermana cristiana madura, respetada, por ayuda.-Tito 2:2-4.

Otra fuerza motivadora para ayudarle a uno a romper el hábito puede ser el deseo de ser de mayor servicio en la congregación cristiana. Si un hombre está "haciendo esfuerzos" por disfrutar de ese privilegio debe notar que uno de los requisitos para ser anciano cristiano es el "gobierno de sí mismo." (1 Tim. 3:1; Tito 1:8) Si un hombre se masturba con regularidad y habitualmente, ¿podría elevarse a la altura de esas normas? Cierto, quizás uno que ya ocupa tal puesto tenga un encuentro temporal con el problema y, si lo pelea y gana la victoria, no hay por qué sentirse descalificado. Pero el practicante habitual de la masturbación, que carece de gobierno de sí mismo, está en peligro de sucumbir a males aún más serios. Difícilmente puede servir de 'ejemplo al rebaño.' (1 Ped. 5:2, 3) El deseo de servir amorosamente a Dios y a su hermano, entonces, también puede ayudar a un individuo a librarse de la práctica de la masturbación.


Atalaya 1 de octubre de 1970, p. 603-604 Evitando el lazo de la homosexualidad
En cuanto a esto, entonces, es provechoso reconocer el hecho de que el autoerotismo o la masturbación no es simple pasatiempo inocente, sino más bien una práctica que puede resultar en actos homosexuales. ¿Por qué se dice eso? Porque la masturbación autoinducida puede hacer más fácil y más atractivo el que una persona participe de masturbación mutua, lo cual es una forma de homosexualidad. El esforzarse sinceramente contra esta práctica servirá de mucho para proteger a un joven.

creative commons copyright    Paul Grundy  2005 - 2017