NOTA: Este sitio no aprueba de las siguientes citas de publicaciones de la Watchtower. Simplemente se presentan para mostrar lo que la Watchtower enseña en cuanto al tema.

Guerra Teocrática

Se le dice a los testigos de Jehová que están en una "guerra teocrática" o "guerra espiritual" en contra del mundo. Esta "guerra" incluye la estrategia de engañar, o hasta mentir, si es necesario, como algo aceptable en situaciones en las que tal deshonestidad avanza los intereses de la organización.


"El testigo fiel no miente cuando hace una declaración bajo juramento. Su testimonio no está corrompido con mentiras. Sin embargo, esto no significa que está obligado a dar información completa a personas que quieran hacer daño de alguna forma al pueblo de Jehová. Los patriarcas Abrahán e Isaac ocultaron ciertos hechos a personas que no adoraban a Jehová (Génesis 12:10-19; 20:1-18; 26:1-10). Rahab, de Jericó, envió en la dirección incorrecta a los mensajeros del rey (Josué 2:1-7). Jesucristo mismo se abstuvo de divulgar información completa cuando tal proceder hubiera causado dificultades innecesarias (Juan 7:1-10). Él dijo: "No den lo santo a los perros, ni tiren sus perlas delante de los cerdos". ¿Por qué no? Para que ellos no "[se vuelvan y] los despedacen a ustedes" (Mateo 7:6)." Atalaya 15 de noviembre del 2004 p.28


"Sarai podía decir que era hermana de Abrán porque era en realidad su media hermana (Génesis 20:12). Además, él no estaba obligado a revelar determinados datos a quienes no tenían derecho a conocerlos (Mateo 7:6). Los siervos fieles de Dios de nuestra época obedecen el mandato bíblico de ser honrados (Hebreos 13:18). Así pues, no mienten cuando están bajo juramento en un tribunal. Ahora bien, si peligra la vida física o espiritual de sus hermanos, como por ejemplo, en tiempos de persecución o disturbios civiles, hacen caso del consejo de Jesús de ser "cautelosos como serpientes, y, sin embargo, inocentes como palomas"" Atalaya 15 de agosto del 2001 p.20


"Claro está, ser veraz no significa estar obligado a divulgar toda la información que pida cualquier persona. 'No den lo santo a los perros, ni tiren sus perlas delante de los cerdos, para que nunca se vuelvan y los despedacen a ustedes', advirtió Jesús, según Mateo 7:6. Por ejemplo, los malintencionados tal vez no tengan ningún derecho a saber ciertos asuntos. Los cristianos comprenden que viven en un mundo hostil. Por eso, Jesús aconsejó a sus discípulos que fueran "cautelosos como serpientes" mientras se mantenían "inocentes como palomas" (Mateo 10:16; Juan 15:19). Jesús no siempre reveló toda la verdad, especialmente cuando dicho proceder le hubiera causado daño innecesario a él o a sus discípulos. Sin embargo, aun en tales ocasiones, no mintió. Antes bien, optó por no decir nada, o desviar la conversación hacia otro tema (Mateo 15:1-6; 21:23-27; Juan 7:3-10)." ¡Despertad! 8 de febrero del 2000 p.21


"Nunca se recalca demasiado este hecho: Estamos en guerra contra enemigos sobrehumanos, y constantemente necesitamos tener presente eso. " Atalaya 1 de junio de 1983 p.22


NOTA: ESTOS ARTÍCULOS O NUNCA APARECIERON EN ESPAÑOL, O NO SE PUDO CONSEGUIR LA VERSIÓN EN ESPAÑOL, ABAJO SU TRADUCCIÓN DEL INGLÉS

"De vez en cuando recibimos cartas preguntando si existe alguna circunstancia en la que se justificaría hacer una excepción a la obligación de un cristiano de decir la verdad. En respuesta a esto les decimos esto: La Palabra de Dios dice: "Hablen verdad cada uno de ustedes con su compañero"...

Existe una excepción, sin embargo, que el cristiano tiene que tener siempre presente. Como un soldado del cristo él está en una guerra teocrática y debe ejercer cuidado extra cuando le toca lidiar con los enemigos de Dios. Así, las Escrituras muestran que, para los propósitos de proteger los intereses de la causa de Dios, es apropiado esconderle la verdad de los enemigos de Dios. Un ejemplo Bíblico de esto es el de Rahab la ramera. Ella escondió a los espías Israelitas por su fe en su Dios Jehová. Ella hizo esto por medio de sus acciones y sus labios. Que ella tuvo la aprobación de Jehová al hacer esto se puede ver por la encomendación de Santiago de su fe.

...

Debemos decirle la verdad a quien lo merece saber, pero si alguien no lo merece saber podemos ser evasivos." Atalaya 1 de junio de 1960 págs. 351-352


"Use La Estrategia de la Guerra Teocrática

Una mujer testigo de Jehová estaba yendo de casa en casa en alemania del este cuando vio a un opositor violento. Sabiendo de inmediato qué hacer, se cambió su blusa roja por una verde en el pasillo siguiente. Tan solo apareció en la calle, cuando un oficial comunista le preguntó si había visto a una mujer con una blusa roja. "No", respondió ella, y se fue por su camino. ¿Mintió? No, no mintió. No es una mentirosa. En vez de eso, estaba utilizando la estrategia teocrática de guerra, escondiendo la verdad por medio de acciones y palabras para el bienestar del ministerio.

En esto tenía buen precedente Bíblico. ¿Acaso no escondió Rahab a los espías Israelitas usando palabra y acción? ¿Acaso no Abrahán, Isaac, David, y otros, de la misma manera escondieron la verdad a veces cuando se enfrentaron a un enemigo hóstil? Ciertamente lo hicieron, y no hay ni una palabra de censura en cuanto a sus acciones. En vez de eso, se nos dice que fueron ejemplares siervos de Jehová.

...

Tal vez algunos se pregunten hasta qué punto se debe de pintar la línea entre el uso de la estrategia de guerra teocrática de esconder la verdad y el decir mentiras... cuando un cristiano está en un juicio y testifica, está obligado a decir la verdad, si es que habla. A veces tal vez preferirá rehusar hablar y sufrir las consecuencias en vez de traicionar a sus hermanos o los intereses de la obra de Dios. Y, por supuesto, no existe ninguna ocasión para usar la estrategia de guerra cuando lidiamos con nuestros hermanos cristianos. Al lidiar con ellos les decimos la verdad o con tacto les recordamos que lo que quieren saber no les pertenece saberlo.

...

el esconder la verdad, a la cual él no tiene derecho, de un enemigo, no le hace daño, especialmente cuando él usaría esa información para dañar a otros que son inocentes.

...

en tiempos de guerrear espiritual, es apropiado engañar al enemigo por medio de esconder la verdad. Se hace sin motivos egoístas, no le hace daño a nadie, al contrario, hace muchas cosas buenas." - Atalaya 1 de mayo de 1957, p.286





































































creative commons copyright    Paul Grundy  2005 - 2017