NOTA: Este sitio no aprueba de las siguientes citas de publicaciones de la Watchtower. Simplemente se presentan para mostrar lo que la Watchtower enseña en cuanto al tema.

Caridades y Fondos de Rescate

Se desalienta a los testigos a que den dinero a organizaciones caritativas, puesto que muchas publicaciones Watchtower las describen como corruptas e ineficientes. La poca información que se da de las caridades en la literatura Watchtower tiene que ver con reportes de malversación de fondos y de la creación de "cristianos que sólo buscan el arroz". La Watchtower justifica su punto de vista al decir que la predicación y la conversión de personas (nuevos creyentes) es la única estrategia que tiene beneficios a largo plazo.

Si un testigo quisiera dar una donación para el alivio de desastres, se le recomienda que done el dinero a la Sociedad Watchtower, la cual puede supervisar la distribución del dinero. Este dinero se usará, casi en su totalidad, para ayudar solo a otros testigos de Jehová.


Atalaya de mayo del 2017 p.7
Como el buen samaritano de la parábola de Jesús, deseamos ayudar a los que sufren, incluidos los que no son Testigos (Luc. 10:33-37). La mejor manera de hacerlo es predicando. Un anciano que ha ayudado a muchos refugiados aconseja: "Es importante dejar claro enseguida que somos testigos de Jehová y que los visitamos principalmente para darles ayuda espiritual, no material. Si no, algunos estarán con nosotros solo por interés".


Nuestro Ministerio del Reino enero de 2005 p.7 Sección de Preguntas
¿Cuál es la mejor manera de hacer donaciones para los hermanos necesitados de otros países?
En ocasiones nos enteramos de hermanos que pasan necesidades en otros países debido a persecución, catástrofes u otras circunstancias difíciles. Algunos publicadores han enviado dinero directamente a las sucursales de esos países solicitando que se utilice para ayudar a alguna persona en concreto o a cierta congregación, o para un determinado proyecto de construcción (2 Cor. 8:1-4).
Si bien es encomiable dicha preocupación por nuestros hermanos en la fe, muchas veces hay necesidades más urgentes que las que tiene en mente el donante. Incluso puede ser que ya se haya cubierto la necesidad en la que él pensaba. En cualquier caso, cuando se envían a la sucursal donaciones para colaborar con la obra mundial, el Fondo para Salones del Reino o las labores de socorro, podemos tener la certeza de que se van a usar con el propósito que se indica.
En todas las sucursales, los hermanos han recibido la debida capacitación para responder con rapidez a necesidades imprevistas, y en todos los casos mantienen informado al Cuerpo Gobernante. Si hace falta más ayuda, el Cuerpo Gobernante pide la colaboración de otras sucursales cercanas o se envían fondos directamente de la sede mundial (2 Cor. 8:14, 15).
Por lo tanto, si alguien quiere hacer donaciones para la obra mundial, para alguna construcción en otro país o para labores de socorro, es mejor que las mande a la sucursal de su propio país, sea directamente, o mediante la congregación. De este modo, "el esclavo fiel y discreto", valiéndose de los mecanismos que ha dispuesto el Cuerpo Gobernante, podrá atender las necesidades de la hermandad mundial de manera ordenada (Mat. 24:45-47; 1 Cor. 14:33, 40).

Atalaya 1 de junio de 2003 p.7 Las dádivas que agradan a Dios
Ahora bien, cuando se trata de organizaciones benéficas, debemos ser cautelosos al evaluar los muchos llamamientos que se hacen solicitando donaciones. Algunas instituciones tienen tantos gastos administrativos o publicitarios, que solo destinan una pequeña cantidad del dinero recogido a la causa para la que se donó. [...] Existe una clase de dar que es aún más importante que la de hacer donativos a organizaciones benéficas. Jesús aludió a ello cuando un gobernante joven y rico le preguntó qué tenía que hacer para recibir la vida eterna. Jesús le dijo: "Ve, vende tus bienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo, y ven, sé mi seguidor" (Mateo 19:16-22). Observe que él no dijo simplemente: 'Da a los pobres y recibirás la vida'. Antes bien, añadió: "Sé mi seguidor". En otras palabras, por más elogiables y provechosas que sean las obras caritativas, el discipulado cristiano implica más que eso. El interés principal de Jesús era ayudar al prójimo en sentido espiritual."

Atalaya 15 de septiembre de 1969 p.568
"Si se da algo material, a beneficencias por ejemplo, se debe a que hay necesidad de acallar la conciencia, o debido a que la reputación de la persona está en juego."



















































































































creative commons copyright    Paul Grundy  2005 - 2017